Abierto Lunes - Viernes 10:00 - 18:00
Email hello@pedro-seo.com Llámame! (+34) 669 060 552

Qué es el SEO y Cómo veo el SEO – Evolución del SEO (Lo que nunca explicaron)

Este artículo quiero explicar que es el SEO y sobretodo, cómo veo el SEO personalmente y porque creo que el SEO es un mercado un poco caduco y hasta algo tóxico… No quiero ofender a nadie, pero si quiero hablar sobre ciertos temas “tabu” que por norma un SEO no te va a explicar…

Así que si quieres contratar un servicio de Marketing Online o hacer un curso de SEO y posicionamiento en Google, te recomiendo muchísimo que leas este artículo hasta el final ya que será de mucha utilidad.

1. ¿Qué es el SEO?

El SEO es la abreviación de Search Engine Optimization o para que se entienda en castellano, Optimización de Motores de Búsqueda (Vamos, Posicionar una página web en Google).

Personalmente, veo el SEO como el “arte de generar visitas a una página web o una app interesados en un producto/servicio”.

Al fin y al cabo, con el SEO, conseguimos más visitas, es decir, más clientes, potenciar tu marca, aumentar ventas y… hablando en plata… GANAR MÁS DINERO.

Bueno, llegados aquí, si sigues leyendo, es que realmente te interesa la materia, así que con tu permiso, voy a profundizar un poco más sobre qué es el SEO, su mercado y su evolución.

Para explicar el bien el mercado y el sector del SEO tengo que tirar unos años atrás, comentar ciertos datos y puntualizar algunos hechos sobre la evolución del SEO que tienes que saber para entender cómo funciona el SEO y un poco el mundo del marketing online.

2. ¿Cuando Empieza el SEO?

Hace tiempo, sobre los 90, empezaron a salir los primeros buscadores entre ellos Altavista o Yahoo.

Google nació en el 1996 con el objetivo de almacenar TODAS las páginas web del planeta y bueno, no cabe duda de que lo consiguió.

2.1 Google Adsense

Sobre el 2003, salió Adsense, un producto de Google que permite a los propietarios de las webs colocar anuncios en sus páginas y generar ingresos cuando alguien clicaba en ellos.

Joder, esto era una ganga, generabas activos durante 24h y conseguías ingresos pasivos, todos queríamos sumarse al carro y querían más ingresos. ¡¿Y quien no?!.

A raíz de este hecho, millones de personas se lanzaron al mar del Internet creando millones de páginas web.

3. La Guerra del Posicionamiento web

Aquí empezó lo que yo llamo “la guerra del posicionamiento web” donde palabras clave, nichos de mercado y demás estaban en juego. ¿Y que sucede en las guerras? Que todos están dispuestos a hacer lo que sea con tal de ganar.

Mucha gente empezó a hacer “trampas” o lo que ahora se conoce como Black Hat SEO, engañando al algoritmo de Google, haciéndole pensar que sus páginas eran más relevantes que las de su competencia y que tenían que estar en primera posición.

El objetivo estaba claro, contra mejor posicionada estaba tu página web, generabas más visitas, y a consecuencia, ganar más dinero.

4. Google y sus cambios de algoritmo

¿Que paso entonces? Pues que Google cogió la sartén por el mango y empezó a penalizar a todas esas páginas webs que veía que hacían esas “tramas”.

Por dios, había gente tan cutre que metía keywords del mismo color que el background de la web con tal de tener “más relevancia” y así Google te subía de posición, otra algo rastrera era colocar esas palabras clave detrás de imágenes e incluso algunas más “profesionales” donde configuraban bots, que, mediante un servidor proxy que cliaban en tus propios anuncios… WTF.

Evidentemente, haciendo “trampas” posicionabas en cuestión de semanas una página web y empezabas a generar beneficios rápidamente.

Yo mismo use alguna de esas “trampas” (linkbuilding…), eso sí, era consciente de ello y claramente acabaron pillando y enterrando algunas de mis páginas web en la profundidad del océano.

Perdón por el “tocho”, se que me estoy alargando, pero es que lo fuerte del asunto viene ahora…

5. Agencias y Consultores SEO

Hacer trampas era algo que… bueno, lo podías ver bien o mal pero al fin y al cabo, lo único que hacías era engañar a un algoritmo, y bueno, estamos hablando de Google… Que para él, somos  pulgas de su universo… Aparte, tampoco hacías “nada malo” (o así lo veía yo)…

El problema viene cuando empiezan a salir los “gurus del SEO”, ofreciendo sus servicios de Consultores SEO a otras empresas, que, pobres de ellos, si querían adaptarse al cambio, no tenían mucha opción que confiar en ellos, como cuando el informático de barrio te dice que se ha quemado un chip de tu placa base y que tienes que cambiar hasta la CPU o un mecánico te dice que la correa de distribución se ha jodido, en definitiva, muchos del sector empiezan a ESTAFAR.

Era/es un servicio muy sencillo de vender, todo el mundo quería estar posicionado en Google, joder, eso te iba a representar una mejora de ingresos, de ventas bla bla bla…

Se viene el desmadre, empresas que desarrollan softwares de “pirata” que mejoran el posicionamiento de tu página web (SEO) automáticamente o bots que te generaban visitas de mala calidad hasta las granjas de enlaces para mejorar tu linkbuilding, en fin, había de todo y bueno, muchos de ellos aún se comercializan.

A consecuencia de este boom y la alta demanda del servicio SEO, empiezan a salir los cursos/carreras/masters de Marketing Online, donde “expertos” en la materia, que no han posicionado una página web en su vida, dan clases a alumnos interesada en el marketing online.

Estos estudiantes, tal como acaban el curso, empiezan a dar clases el día siguiente. Puedo llegar a entenderlo ya que cuando descubres este “mundo”, te sientes poderoso… Te dices a ti mismo… “Ostras, “conoces” el secreto para posicionar una página  web en Google” Por lo que acabas el curso diciendo “Esto es más potente que anunciarte en la televisión, la prensa o la radio” y yo conozco las técnicas, eso sí, ni las he probado, pero vaya, es “sencillo” (joder cuanta ironía acabo de soltar en este párrafo).

Craso error… Muchísimos negocios que confiaron en estos expertos, perdían dinero, es decir, no tenían ROI (Retorno de la Inversión), eso si, cuando inviertes millones en publicidad, ni te das cuenta, el problema llega cuando se suman al carro las PYMEs y otras empresas medianas, que estos, si lo notaron rápido, haciendo del sector del Marketing Online un sector de vendehumos casposo barato.

Vale, he podido ser un poco duro con estos “gurus”, pero es que me revienta ver como muchísimas agencias o consultores SEO hablan sin saber y vendiendo más humo que un tren de vapor, vendiendo sus packs de SEO mensuales a empresas que lo único que quieren es adaptarse a los nuevos cambios o lo que es peor, vender esos Softwares que a día de hoy están obsoletos o ya no sirven.

packs seo
En fin, paro ya de meter caña…

6. El SEO en la actualidad

Por suerte! A día de hoy, existen expertos en SEO como Alex Navarro, Romuald Fons, Neil Patel y muchísimos otros más, que, aparte de ser unos mentores cojonudos, poco a poco van limpiando el panorama y enseñan de verdad como posicionar una página web.

Si tengo que decir cómo veo el SEO en 2018 pueees, lo veo mejor que hace 5 años, pero aún hay muuuuchas empresas y consultores SEO que ofrecen el servicio sin haber puesto en práctica sus conocimientos y siguen comercializando con softwares de mala calidad.

Así que, si queréis ahorraros malos disgustos con el marketing online, os recomiendo que profundices mucho en su experiencia y que no os dejéis vender humo.

Antes de contratar un curso o un servicio de SEO/SEM, pedid datos, que os enseñen sus estadísticas, sus pruebas, no sirve decir que han trabajado con X o con Y, ni que tienen 10 años de experiencia, si realmente son buenos, tendrán sus propios proyectos internos que no les importará enseñar, si no dime, si realmente conocen la “formula mágica” para posicionar una página web en Google y generar ingresos desde ella, ¿Por qué no lo hacen con ellos mismos?

Me despediré con esta frase que tiene mucha razón

“Por sus frutos los conoceréis”

Deja tu comentario